Cannabis y el dolor


Por JOSH KAPLAN


¿Cómo el Cannabis alivia diferentes tipos de dolor? El cannabis es conocido por aliviar el dolor, pero este puede venir de una variedad de razones que hace confuso elegir el producto de cannabis correcto. Saber qué tipos de cannabinoides (THC, CBD) han sido usados para tratar diferentes dolores es información útil para saber que producto usar.


Los diferentes tipos de dolor caen en tres categorías:

  1. Dolor nociceptivo

  2. Dolor neuropático

  3. Dolor central (no hay un consenso general para nombrar este tipo de dolor, la fibromialgia es un ejemplo) Dado que cada tipo de dolor tiene un origen diferente, cada uno tiene una estrategia optima de tratamiento.

La biología del cannabis vs opioides para reducción de dolor

El dolor es resultado de la activación coordinada de células cerebrales. Estas regiones conducen las sensaciones de dolor, pero también pueden modular la fuerza de las señales del dolor. En algunas ocasiones puedes tener una lesión física (dolor nociceptivo) sin la sensación de dolor (imagina un accidente de carro donde la victima puede caminar sin dolor justo después del accidente) Pero lo opuesto también es posible, donde puedes tener dolor y ausencia de una herida física (dolor central) Esto destaca la importancia de factores como el humor, el contexto, la atención a la herida en la sensación de dolor, estos datos pueden ser usado para crear un tratamiento a base de cannabis más informado.

Cannabis y dolores nociceptivos Los dolores nociceptivos (dolor inflamatorio) es proviene de daño en el tejido. Subjetivamente es descrito como agudo o palpitante y proviene de daño físico. Cuando tienes una herida el tejido dañado recluta células inflamatorias e inmunes para reparar el daño. Estas células liberan proteínas y químicos que activan los receptores en los nervios, que se abren camino hacia la medula espinal, luego al cerebro causando la sensación de dolo.


Los dolores nociceptivos pueden hacerse menos reduciendo las señales de dolor en la herida bloqueando el proceso inflamatorio en sí mismo o las señales que obtiene. Otra estrategia es amortiguar los efectos mientras se van abriendo camino en la medula espinal hasta el cerebro. El cannabis puede trabajar con estos dos procesos para reducir el dolor. La abundancia de cannabinoides, THC y CBD, puede reducir el dolor en el lugar de la herida. Ambos tienen potentes efectos antiinflamatorios. Las propiedades antiinflamatorias del THC son conducidas principalmente a través de la activación de receptores de CB2 en células inmunes que amortiguan la respuesta del cuerpo a sentir la herida. El CBD también reduce la inflamación bloqueando los mediadores inflamatorios y cambiando la activación macrófaga reparando células del tipo pro-inflamatorio a antinflamatorio. En efecto, los beneficios del TCH y CBD en el alivio de dolores nociceptivos han sido bien documentados en experimentos con roedores y ensayos clínicos con humanos.

El THC puede modular el dolor al nivel de la medula espinal y cerebro activando directamente receptores CB1 e indirectamente al incrementar la activación de receptores de opioides. CBD impacta similarmente el proceso del dolo al incrementar los niveles de los cannabinoides endógenos, anandamida, que actúa como el THC al activar los receptores CB1.


El CBD tiene también otros objetivos aparte del sistema cannabinoide endógeno para aliviar el dolor. De particular relevancia el CBD aumenta la actividad de receptores del principal neurotransmisor inhibidor del cerebro, el GABA. A través de estos efectos inhibidores el CBD puede amortiguar la señal de dolor mientras avanzan hacia el cerebro. Cuando te sientes bien, le prestas menos atención a eso que duele. Sentirse bien no solo le resta atención a eso que te molesta, también puede reducir las señales de dolor que llegan al cerebro. Es un fenómeno “mente sobre materia” que puede ser poderoso en cuanto al dolor, al menos en sus etapas iniciales.

Con el tiempo se vuelve más difícil alcanzar ese ánimo positivo asociado al consumo de cannabis y sus efectos de alivio al dolor. Esto es consecuencia de la tolerancia a la activación por THC de receptores CB1, lo cual se puede mitigar con el CBD. Para retener la eficacia de la sensación de alivio de dolo y reducir el riesgo de tolerancia, uno debe considerar balancear productos de THC y CBD para un tratamiento largo contra el dolor. El CBD también puede mejorar el humor activando los receptores de serotonina, que tiene efectos que reducen la ansiedad y el estrés. Como la depresión y la ansiedad son comunes en personas con dolor crónico, los efectos de mejorar el ánimo del CBD lo hacen una valiosa herramienta a la terapia contra el dolor.


Cannabis y el dolor neuropático.

El dolor neuropático es diferente del dolor nociceptivo y proviene del daño en el cuerpo del sistema nervioso, y es bastante común. Los dolores neuropático afectan de 7 a 10% de la población y puede ser resultado de una lesión contundente, presión o puñalada que dañe a los nervios. Las enfermedades también son una causa común de dolor neuropátic