CBD (Cannabidiol): ¿Qué es y cómo afecta al cuerpo y al cerebro?


Por Nick Jikomes


¿Qué es el CBD y en qué condiciones médicas puede ayudar?


El Cannabidiol (CBD) es uno de los muchos componentes moleculares producidos por el cannabis, es el segundo en abundancia después del THC. Estos cannabinoides derivados de la planta, o phitocannabinoides (phyto = planta en griego) se caracterizan por su habilidad para actuar en los receptores cannabinoides que son parte de nuestro Sistema Endocannabinoide (ECS). Mientras que el THC es el principal componente psicoactivo del cannabis y tiene ciertos usos medicinales, el CBD se destaca porque no tiene ese efecto intoxicante y puede actuar en una amplia variedad de aplicación medica incluyendo ayudar con la ansiedad, inflamación, dolor, y convulsiones. Esto hace al CBD un atractivo compuesto terapéutico.


¿Por qué el THC te pone pacheco pero el CBD no?


A pesar de estar relacionados químicamente, el THC y el CBD tiene efectos muy diferentes. La principal diferencia es que el THC te pone pacheco mientras que el CBD no, esto pasa porque el THC y el CBD afectan nuestro ECS de diferentes maneras. El mayor receptor cannabinoide en el cerebro, CB1, es activado por el THC paro no por el CBD. De hecho, el CBD puede interferir en el camino de compuestos como el THC previniendo que lleguen a activar los receptores CB1. Es por esto que el ratio THC:CBD es importante para influenciar en los efectos de productos cannabinoides.


Evidencia científica de los efectos médicos del CBD


Tal vez la cosa más destacable del CBD es lo amplio y la variedad de sus posibles aplicaciones terapéuticas. Es importante reconocer que cada aplicación tiene que ser sustentada por diferentes niveles de evidencia. Hay un amplio rango de ensayos clínicos continuos que evalúan la eficacia en el tratamiento de enfermedades en humanos, estudios en animales que investigan su comportamiento y los efectos fisiológicos, hasta trabajos in vitro midiendo interacciones farmacológicas y los mecanismos de acción. Cada tipo de estudio viene con sus ventajas y desventajas.


Los ensayos clínicos nos permiten sacar conclusiones acerca de la seguridad y efectividad de potencial terapéutico en agentes humanos, mientras que los estudios en animales y experimentos in vitro permiten a los investigadores explorar su acción biológica en más detalle. Sin embargo, porque los últimos estudios mencionados no son conducidos en humanos, los resultados no siempre llevan a la aplicación clínica que tanto se espera y la mayoría de los medicamentos que empiezan con ensayos clínicos en humanos nunca se aprueban. A pesar de ello los estudios en animales nos proveen de una gran fuente de conocimiento biológico y es donde comienzan los cambios en la investigación.


¿Porque el CBD tiene tantos beneficios terapéuticos potenciales?


El CBD es famoso por su efecto tratando algunas formas de epilepsia en la niñez resistente a los procedimientos convencionales. Un número de ensayos clínicos que testifican la eficacia del CBD en epilepsia con pacientes humanos están en camino. Pero también hay evidencia, principalmente en estudios con animales y experimentos in vitro; de que el CBD tiene propiedades neuroprotectoras, antiinflamatorias y analgésicas (alivio del dolor), también valor potencial terapéutico en el tratamiento de desórdenes motivacionales como la depresión, ansiedad y adicción.

¿Cuáles son las bases biológicas para este amplio rango potencial en el uso médico? Parte de la respuesta se encuentra en la promiscuidad farmacológica del CBD, es decir su habilidad de influenciar un amplio rango de sistemas receptores en el cerebro y el cuerpo, incluyendo no solo a los receptores cannabinoides si no a varios más.


Sistemas Receptores en el cerebro