El CBD es genial, pero los beneficios a la salud del THC también.




Por Randy Robinson


A los medios de comunicación les encanta hablar acerca de los beneficios a la salud del CBD, pero quizá deberíamos estar hablando sobre el THC. No solo es para sentirse pacheco; el TCH es una gran medicina

Si has llegado a leer algunos artículos sobre el CBD inevitablemente has leído una frase que dice algo así: “El THC es lo que te pone pacheco mientras que el CBD es lo que le da al cannabis sus propiedades médicas.

Tonterías!!

Es cierto que el CBD tiene propiedades medicinales. La ciencia sabe esto desde que el Dr. Raphael Mechoulam de la Universidad de Tel Aviv comenzó a analizar químicamente el cannabis en los años 60’s. Pero poner al TCH como la parte que solo nos pone pachecos es totalmente deshonesto.

Como el CBD, el THC también tiene propiedades medicinales. De hecho el THC es igual de importante, o puede que un poco más; que el CBD cuando se trata de consumir marihuana de manera médica.

¿Porque? Recordemos que los cannabinoides, como el THC y el CBD, interactúan con nuestro sistema cannabinoide endógeno, una red de señales químicas que mantiene a nuestros órganos, tejidos y células en un estado de balance natural llamado “Homeostasis”. Esta red opera atravez de pequeños canales proteicos en nuestras células llamados receptores CB: los cannabinoides se acoplan a estos receptores y dependiendo de que cannabinoide llegue primero al receptor, causa que la celula se comporte de ciertas maneras que protegen y curan el cuerpo.

Y aunque el CBD puede que sea un regalo enviado del cielo para pacientes que tratan algunos trastornos convulsivos, el CBD solo estimula nuestro nuestros receptores CB. El THC por otro lado, directamente activa los receptores CB. El CBD funciona mejor cuando es combinado con THC, incluso pequeñas cantidades de THC, esto para asegurar que el sistema cannabinioides endógeno sea estimulado y activado.

Aparte de esto, el THC posee toda una serie de propiedades medicinales por sí mismo. Para aquellos familiarizados con los efectos del CBD pueden encontrar ciertas coincidencias entre los 2.


Neuroprotector

El THC puede proteger células cerebrales y nerviosas. Esta propiedad se llama Neuroproteccion. Sin llegar a ser muy técnicos, el THC regula la cantidad de neurotransmisores excitadores que nuestras células nerviosas se mandan entre ellas. Si alguna de nuestras células nerviosas se excitan demasiado, se pueden “freír” causando daño cerebral. Pero con un poco de THC, las células nerviosas esencialmente pueden bajar la excitación. Por dentro, nuestro propio sistema endocannabinoide libera 2-AG, anandamida y endocannabinoides siempre que se experimenta un trauma en la cabeza, La madre naturaleza es sabia y tiene idea sobre qué hacer.


Anti- Tumor y Anti- Cáncer

Aparte de preservar nuestros maravillosos cerebros, El THC también puede matar células cancerígenas. Recordemos algo de las clases de biología en la prepa, supuestamente nuestras células mueren por un proceso de muerte celular programada, llamada apoptosis. Esto asegura que siempre estemos regenerando nuevas y sanas células que funcionan como deben. Por otro lado a las células cancerígenas se les olvida como morir. Si código de programación para morir está roto.

¿Así que, como el THC hace para matar células cancerígenas? Cuando el THC se acopla a un receptor CB de una célula sana, básicamente le dice a esta que se comporte de manera normal y saludable (en su mayoría, ya que siempre hay excepciones). Pero cuando el THC se acopla al receptor CB de una célula con cáncer puede activar la apoptosis o inducir la muerte de esa célula. Cuando esto pasa el cáncer literalmente se come a si mismo atreves de la autofagia suicidándose dejando a las demás células saludables perfectamente intactas. (Comparemos esto con la radiación o quimioterapias que matan a casi todas las células alrededor, cancerígenas o no)


Anti-Oxidante Anti-envejecimiento

Si haz estado algo de tiempo con la comunidad cannabica seguro haz notado que sean un poco más agiles qu