Estudio: Con CBD 80% de niños con autismo ve una mejora


Por JACQUELINE HAVELKA


Investigadores Israelíes han encontrado más evidencia de que el cannabis medicinal es una terapia efectiva para niños dentro del espectro autista. En este estudio pronto a ser publicado en el periódico medico “Neurology”, los investigadores trataron a niños autistas con altas concentraciones de CBD, un cannabinoide no intoxicante que se encuentra en la planta del cannabis.

En 80% de los niños las condiciones mejoraron. Por otra parte, los niños no mostraron una mejoría con terapias con medicinas convencionales.


El estudio de cerca

El estudio fue hecho por el director de neurología pediátrica Dr. Adi Aran en el Shaare Zedek Hospital en Jerusalén, quien trato a los 60 niños con aceite de CBD de altas concentraciones (20% CBD y 1% THC) por al menos siete meses.

Después del periodo de tratamiento, los padres de los niños respondieron cuestionarios de evaluación para valorar la condición de sus hijos. Las preguntas que venían fueron acerca de cambios en la conducta, ansiedad así como de niveles y habilidad para comunicarse.


Esto es lo que ellos reportaron:

1) 80% de los padres notaron una baja en los problemas de conducta, con el 62% reportando mejoras significativas.

2) La mitad de los niños mejoraron en la comunicación.

3) 40% reportaron una baja significativa en la ansiedad (Nota: 1/3 de los niños que participaron en el estudio comenzaron con no ansiedad)


El Pionero

Así como Israel es pionera en la investigación medica sobre cannabis, Aran es pionero en la terapia para el autismo usando cannabinoides. Aran originalmente comenzó un proyecto en el 2017 con 120 niños autistas. Fue el primer estudio en su clase en todo el mundo, y fue hecho posible por la financiación del gobierno israelí y al interés por la investigación del cannabis.

Aran cuenta que cuando se esparció la palabra sobre su estudio, la lista de espera estuvo llena de familias de todas partes de Israel queriendo participar.

El desorden de espectro autista es neurodesarrollos naturales que usualmente aparecen en la infancia o al principio de esta y dura toda la vida. Casos más severos sufren de síntomas debilitantes como comportamientos compulsivos, repetitivos y sus habilidades de comunicación están dañadas. Algunos niños no llegan a hablar nunca. El autismo llega a afectar al 1% de la población mundial.

Las causas de autismo no son del todo conocidas y no tiene cura, y su presencia va en aumento. En Abril del 2018, el CDC actualizo sus cifras de niños con autismo de 1 en 59 a 1 en 166 en el 2004. Los doctores tradicionalmente tratan los síntomas con medicamentos antipsicóticos que tienen efectos secundarios dañinos y algunos niños llegan a no responder ante este tipo de medicación.

Aran comenzó con una pequeña investigación sobre el autismo después de un estudio similar sobre epilepsia y cannabis, una enfermedad que afecta al 20% de los niños autistas. Mientras estudiaba la epilepsia, los investigadores descubrieron que cierta cantidad de compuestos cannabinoides también podrían estar ayudando en ayudar síntomas del autismo. Menos de 2% de la población general tiene epilepsia pero el 33% de las personas con autismo sufre epilepsia.


El neurocientifico el Dr. Thomas Deuel del Hospital Suizo en Seattle dice que en definitiva existe una conexión. Mientras los científicos no entienden claramente la razón de esta relación, ellos sospechan que el desarrollo diferente del cerebro que ocurre en niños autistas es más probable que este allá creado circuitos que causen los ataques epilépticos.


Esa relación ha causado que muchos padres se acerquen a los tratamientos de cannabis para sus niños autistas. Los padres ciertamente tienen evidencia anecdotal de la eficacia del aceite de CBD en sus niños, pero la medicina “mainstream” ha permanecido escéptica debido a la falta de información al respecto. Como con casi todas las condiciones tratadas con cannabis existe más evidencia anecdotal y de experiencia personal que investigación medica de revisión partitaria.


Que sigue en la investigación sobre el CBD?

En el 2015, la Universidad de Harvard y el Boston Children’s Hospital publicaron una revisión de referencia sobre investigaciones en cannabis y autismo, mostrando que la investigación mostraba promesas, pero nada definitivo podría ser dicho sobre la habilidad del cannabis para mejorar a pacientes pediátricos. La investigación de Harvard se estableció que la mayoría fue hecha en animales y que no tuvo el impacto suficiente para ser hecha con sujetos humanos. De hecho el estudio concluyo