Estudio demuestra que el uso de marihuana medicinal no conlleva un alza en el indice de crímenes


Al parecer no existe evidencia que soporte la noción que la marihuana medica legal aumenta el indice de crímenes violentos o a la propiedad, de acuerdo con un nuevo análisis de información a nivel de ciudad de los estados donde el uso de marihuana medica es legal.


Opositores a la legalización de la marihuana medicinal a menudo usan el argumento de que existe la correlación entre el uso de marihuana y la actividad criminal como razón para mantener la marihuana en la lista de drogas ilícitas.


Pero el análisis llevado a cabo por el economista Yu-Wei Luke Chu, escrito para “The Conversation” revelo que las leyes sobre marihuana medicinal no han llevado a un aumento en el índice actual de crímenes violentos o a la propiedad en casi todos los estados donde la marihuana medica es legal.

Y en California, donde es posible obtener marihuana de forma legal, los índices delictivos parece que van a la baja cerca del 20%, escribió Chu.


Aunque concede que hay una relación entre usuarios de marihuana y actividad criminal, basado en los resultados positivos que dieron en aquellos que han sido arrestados, Chu escribe que es probable por el hecho de que la gente que usa la marihuana de manera ilegal es más probable que esté dispuesta a “faltar a la ley” en primer lugar.

Para llegar a los resultados que indican que la legalización de la marihuana medicinal no tiene un impacto directo en los índices de criminalidad, Chu analizo 25 años de información sobre ciudades con poblaciones de más de 50,0000 entre los años 1998 al 2013.


Un método de control “sintético” también fue creado, permitiendo a Chu y a su equipo poder estimar los efectos de las leyes sobre marihuana medicinal en cada ciudad, usando datos de ciudades donde no tienen leyes sobre marihuana medicinal.


La investigación de Chu encontró que el incide de crímenes en las ciudades con leyes sobre marihuana medica, tiende a moverse a la par de aquellas ciudades con el control “sintético” creado

Esto parece real cuando se evalúa información de crímenes incluidos el homicidio, violación, asalto agravado y robo.


En California, donde los índices delictivos han ido a la baja, debido a la reducción de las ventas ilegales de marihuana, Chu postula que la legalización del cannabis puede que este permitiendo a la policía trabajar realmente en disminuir los índices delictivos, en vez de estar gastando tiempo y recursos tratando de endurecer las leyes sobre uso de marihuana.


Mucha gente parece no darse cuenta que estos dispensarios viene con sistemas de seguridad de alto nivel, a veces operados por antiguos oficiales de policía o incluso directivos de correccionales, dice Mark Zatyrka, CEO de INSA, un dispensario de marihuana medicinal en el área de Massachusetts.


En INSA, comenta Zatyrka, hay cerca de 200 cámaras de seguridad

Esto no es de sorprenderse considerando el hecho de que los dispensarios de marihuana a menudo requieren trabajar con dinero en efectivo, debido a que el gobierno federal sigue poniendo a la marihuana en la Clasificación 1 de narcóticos (al mismo nivel que la heroína), esto quiere decir que cualquier banco puede ser acusado de lavado de dinero si llegan a tocar dinero proveniente de un dispensario, según el diario “The Economist”

Zatyrka también señala que “con la marihuana medicinal legal, los pacientes no tiene que estar rompiendo la ley para obtener su medicamento. Así que tiene lógica que estemos viendo una baja en los índices delictivos”


Adicionalmente algunos estudios han argumentado que el descenso en los crímenes violentos en la frontera con México ha sido gracias al hecho de que las leyes sobre marihuana medicinal han ayudado a reducir los crímenes tradicionalmente relacionados con los carteles mexicanos y el tráfico de drogas.


Las mismas ciudades han comenzado a relajar la manera en que los policías reaccionan la uso de marihuana, motivando a más policías a enfocarse a otro tipo de crímenes.


En Washington DC, el Alcalde Muriel E. Browser y el Jefe de Policía Peter Newsham anunciaron este viernes que el arresto por consumo público de marihuana no requeriría detención a partir de ese día, contando con que la persona a ser arrestada cumpla ciertos perímetros de acuerdo con el “Washington Post”


Ahora, en vez de ser llevados a la cárcel, las personas que sean sorprendidas consumiendo marihuana se les dará un citatorio, requiriendo que se presenten en la estación policial en un periodo máximo de 15 días para después presentarse ante la corte o pagar una multa de $25 dólares.


Las excepciones a estas nuevas reglas incluyen a jóvenes, a aquellos con citatorios pasados, a los que no puedan ser identificados al cien por ciento y a aquellos quienes la autoridad sospeche que no se presentaran después para agendar su proceso.

Estas nuevas políticas, dice Browser, nos permitirán concentrar mejor nuestros esfuerzos y recursos en construir un fuerte y seguro D.C.



Fuente: https://www.nzherald.co.nz/world/news/article.cfm?c_id=2&objectid=12130350

0 vistas