Lo último en investigación de cannabis : invierno 2018


Lo último en investigación de cannabis : invierno 2018

Por JOSH KAPLAN

Lo último en investigación de cannabis: invierno 2018


El cannabis medicinal ha ganado validación científica en 2018. Los estudios sobre esta planta han avanzado mucho el entender los efectos benéficos que causa en varios tipos de condiciones que incluyen el dolor, depresión, ansiedad, deterioro de la salud y la neuroproteccion. Las compañías farmacéuticas y los gigantes de las bebidas están comenzando a esparcir la palabra de "cannabis" apelando a los beneficios terapéuticos; además cuentan con el apoyo del "Agrocultural Farm Bill" y esto enaltece el rango de aceptación. Incluso en el Gobierno Federal de Estados Unidos


La investigación de cannabis alcanzó un momentum a finales del 2018. Aquí el top 5 de los estudios cerrando el año.


Un vistazo a los estudios:

  • El THC acelera la eficacia en los medicamentos tradicionales para el dolor neuropático.

  • El CBD bloquea las toxinas que tienen la habilidad de promover los síntomas de la esquizofrenia.

  • El cannabis protege contra el daño que ejerce el alcohol en el estómago.

  • Una aproximación balanceada al Cannabis podría tratar la espasticidad que genera la esclerosis lateral amiotrófica.

  • Fumar Cannabis mejora el funcionamiento de la memoria en personas con procesos de memoria lento.

El THC acelera la eficacia en los medicamentos tradicionales para el dolor neuropático.


Muchos están tornándose al Cannabis como una alternativa a las medicaciones prescritas o como una estrategia para encontrar alivio donde todo lo demás fallo. Hay diferentes tipos de dolor y cada tipo viene con su propia estrategia de tratamiento así como sus propios retos. El dolor neuropático es una forma común de dolor crónico qué puede disminuir en gran medida la calidad de vida del paciente. Es causado por la constricción de la fibra en los nervios causando dolor persistente con señales que bombardean el cerebro. Algunos de los tratamientos de primera línea actuales incluyen estrategias de medicación como el Gabapentin que puede tener efectos secundarios dañinos.


Mientras que el cannabis está emergiendo como una estrategia científicamente validad para liberar el dolor, plantas ricas en THC y el mismo compuesto no siempre es tolerado por todos. Efectos secundarios como la sedación, ansiedad y paranoia son factores que afectan el uso y la difusión de que el THC puede ser un tratamiento primario para el dolor. Identificar estrategias que puedan trabajar en conjunto para reducir el dolor abriría nuevas oportunidades efectivas que integren las terapias basadas en Cannabis a las terapias para reducir del dolor neuropático.


La combinación de Gabapentin y THC han abierto la ventana terapéutica en la cual las drogas pueden ser efectivamente usadas limitando los efectos secundarios. Científicos australianos pusieron a prueba el potencial para combinar medicamentos para el dolor neuropático cómo Gabapentin con THC en un modelo neuropático en ratones. Para probar esto, los científicos contrajeron un par de células nerviosas en ratones imitando el dolor de nervio tipo ciática de los humanos.


Cómo era esperado, este procedimiento causó un período largo de dolor hipersensitivo estimulando los inductores de dolor. Después ellos probaron los efectos para liberar el dolor del Gabapentin y el THC por sí solos y en combinación. Interesantemente, la combinación de los dos redujo más el dolor de lo que se había predicho.

Por sus efectos aditivos, lo que sugiere que los dos interactúan de una forma sinérgica para reducir en gran medida el dolor neuropático. La combinación de Gabapentin y THC también expande la ventana terapéutica en la que las drogas pueden funcionar efectivamente con un uso limitado. Este estudio se adhiere a otros conducidos en 2018 que enaltecen la utilidad de integrar medicinas basadas en Cannabis con tratamientos qué son más seguros y más terapéuticos. Esperemos que estos resultados puedan mejorar la huella clínica humana en la combinación de las terapias en el año siguiente.

El CBD bloquea las toxinas que tienen la habilidad de promover los síntomas de la esquizofrenia.


La exposición a ciertas toxinas cuando el cerebro se está desarrollando puede llevar a presentar síntomas de esquizofrenia a temprana edad. Reducir el impacto que estas toxinas tienen en el cerebro puede ser una estrategia que promete el desarrollo de esquizofrenia más tarde en la vida. Uno de estos debates es el rol del Cannabis en el desarrollo de la esquizofrenia.

Un lado del debate clama que la exposición al THC cuando el cerebro aún se está desarrollado interactúa con la genética en factores ambientales que incrementan el riesgo a desarrollar psicosis. Mientras que el rol del Cannabis es controversial, algo del enfoque últimamente ha brillado por su potencial al mal en lugar de su potencial para mejorar. El CBD está emergiendo como una estrategia de tratamiento antipsicótico en el caso de la esquizofrenia, ya que puede proteger del daño del medio ambiente.


Científicos a través de Europa han investigado si el CBD puede proteger contra los síntomas de la esquizofrenia causados por la exposición a la toxina en un modelo ratones con esquizofrenia. En este set de experimentos los científicos expusieron ratones a neurotóxicas durante el equivalente a la adolescencia del Ratón, lo cual causó alteraciones en el cerebro parecidas a la esquizofrenia, seguido de déficits cognitivos y sociales, sin embargo en un grupo de ratones los científicos administraron CBD por 20 días seguido a la exposición a la toxina.


A los ratones que se les dio el compuesto fueron protegidos contra el desarrollo y los daños causados por la exposición a la toxina y no demostraron los síntomas parecidos a la esquizofrenia que mostraron sus compañeros.


Estos hallazgos sugieren que el tratamiento con CBD puede ser protectivo en casos de alto riesgo de esquizofrenia por un elevado ambiente con exposición a la toxina. Sin embargo estos hallazgos son limitados a los déficits sociales y cognitivos de los síntomas de la esquizofrenia. Va a ser intrigante ver el papel del CBD como protector contra algunos síntomas de la esquizofrenia como las alucinaciones y en un futuro ver si el CBD puede ser usado para proteger contra el inevitable riesgo de esquizofrenia. Esperamos escuchar más sobre las promesas benéficas del CBD en el tratamiento de esquizofrenia en 2019.


El cannabis protege contra el daño que ejerce el alcohol en el estómago.


El cannabis se ha establecido que tienen efectos antiinflamatorios, mientras el alcohol es pro inflamatorio, propiedad en la cual yace la causa de los efectos negativos a largo terminó en el uso de alcohol como la cirrosis en el hígado o la gastritis alcohólica. Los alcohólicos que también usan cannabis frecuentemente parecen estar protegidos contra el riesgo de desarrollar cirrosis hepática pero el impacto en el desarrollo de la gastritis alcohólica es desconocido.


Para conocer el impacto del cannabis en la gastritis los investigadores evaluaron alrededor de 60000 récords hospitalarios de abuso de alcohol en pacientes a lo largo de América, las comparaciones revelaron que los pacientes que usaban cannabis tenían 25% menos probabilidad de desarrollar gastritis alcohólica que los que no usaban cannabis.


Estos resultados enaltecieron los beneficios de como el cannabis es des inflamatorio y protege contra los efectos dañinos de conductas de riesgo. También se suman a las crecientes evidencias de los beneficios protectores de los cannabinoides contra las consecuencias a largo término del trauma cardiovascular y las enfermedades neurodegenerativas.


Una aproximación balanceada al cannabis podría tratar la espasticidad que genera la esclerosis lateral amiotrófica.


El cannabis ya ha sido aprobado para el tratamiento de los espasmos musculares en la esclerosis múltiple. Para evaluar la habilidad de tratar los espasmos musculares a través de condiciones adicionales, una fase 2 de juicios clínicos fue conducida en Italia para determinar si el Naboximol un spray de administración vía oral de 1:1 THC:CBD puede tratar los espasmos musculares asociados con las enfermedades como la esclerosis lateral amiotrófica también conocida como la enfermedad de Lou Gehrig's.


59 participantes a través de 4 centros de tratamiento completaron el estudio que medía la espasticidad a lo largo de 6 semanas. El poder de este estudio clínico viene de su aleatoriedad, su control del placebo y su naturaleza de doble ciego que inherentemente limita los prejuicios y es fuertemente evaluado por la comunidad médica. El estudio fue un éxito.


Pacientes tratados con el extracto balanceado mostraron un pequeño mejoramiento en los síntomas de la espasticidad. Este estudio fue uno de varios ensayos clínicos basados en medicina cannabica que fue publicado en 2018. La falta de estos ensayos frecuentemente es mencionado como fuente de duda entre los farmacéuticos para incorporar cannabis en las clínicas. Esperemos que con este estudio y otros lleven este tema a la entrada de 2019.


Fumar cannabis mejora el funcionamiento de la memoria en personas con procesos de memoria lento.


El cannabis generalmente es considerado como un deteriorador en el funcionamiento de la memoria. Por años estudios de laboratorio en ratones y ratas a las que se les inyectaba THC resultaban con reportes a daños a la memoria. Pero la mayoría de las personas no se inyectan THC, por lo que es importante cuestionar la validez de estos resultados.


Hay preguntas adicionales sobre los efectos que tienen los cannabinoides y los terpenos. Científicos de la Universidad de Florida (lugar que está emergiendo como una fuente de investigación Cannabis en Estados Unidos) sobrepasaron este reto exponiendo a ratas al humo de cigarros de cannabis y midieron el rendimiento en tareas de memoria, en todos los test a través de los 31 sujetos de prueba; algunos fueron mejores que otros, el cannabis fumado pareció no tener ningún efecto con la excepción del grupo que tenían procesos de memoria lentos.


Los científicos inyectaron THC y bloqueadores de los receptores cb1 en los cuales el THC lleva a cabo varios de sus efectos. Ambas condiciones dañaron el funcionamiento de la memoria, lo contrario que encontraron con el cannabis fumado. Estos estudios son consistentes en demostrar el daño que el THC tiene en el funcionamiento de la memoria.


Pero estos estudios también pusieron en duda la validez de las investigaciones previas que usaban inyecciones de cannabinoides individuales, se pudo resaltar la importancia del modo de administración; de cannabinoides y terpenos, en la memoria. El hallazgo emocionante de que el cannabis fumada podría ayudar en el rendimiento de la memoria en algunas condiciones garantizaría la futura investigación que podría facilitar la mejora de este tipo de tratamientos.


Fuente: https://www.leafly.com/news/science-tech/medical-marijuana-research-studies-winter-2018?fbclid=IwAR0rLpZVB1ImQRrn_JPEv9vk77_X9Idy8yXX3Fre4tsVPB-FbScY8ry-WCs

366 vistas1 comentario