¿Mas marihuana, menos consumo de alcohol? Investigadores examinan hacia dónde va el consumo


Por Shelley Levitt


¿El consumo de cannabis lleva a más consumo de alcohol o a menos?


La respuesta a esta pregunta ha sido bastante elusiva como la cuestión del huevo y la gallina. Algunos estudios sugieren que las personas que consumen cannabis son propensas a beber alcohol frecuentemente y en grandes cantidades. De acuerdo con otras investigaciones las personas a veces cambian las margaritas o los tarros de cerveza por el cannabis, llevando a un menor consumo.


Hace unos años un grupo de científicos del Grupo de Investigación de Desarrollo Social de la Universidad de Washington en Seattle busco el vínculo entre beber alcohol y el cannabis revisando los reportes que se llegaron a hacer sobre consumo de alcohol en los estados que han legalizado de alguna manera la marihuana. Su conclusión fue: “Es complicado”


Es probable que la relación entre marihuana y alcohol varié entre los diferentes segmentos de población y el tipo de uso que le den a la marihuana o al alcohol encontraron los investigadores. Pero, un nuevo e innovador estudio conducido por la Universidad de Colorado, en el Centro de Salud, Neurociencia, Genes y Ambiente de Boulder (CUChange), sugiere que el impacto que el cannabis causa en el consumo de alcohol tiene mucho que ver con contenido de THC y CBD en cepas específicas.


“Basados en los diferentes efectos que el THC y el CBD tienen en el cerebro y en todo nuestro cuerpo, queríamos explorar si estos efectos dependen o no del total de cannabinoides que se ingiere” dice Hollis Karoly, investigadora postdoctoral asociada al CUChange

Los investigadores también querían mejorar los estudios referentes sobre el uso de alcohol-cannabis que anteriormente se habían realizado. Muchos tuvieron roedores como sujetos, incluso hubo estudios con participantes humanos donde les subministraban cannabis de las granjas en Mississippi que han sido aprobadas por el Instituto Nacional de Abuso de Drogas (NIDA). Usar cannabis de estas granjas es el único método aprobado federalmente para conducir un estudio, pero ese cannabis tiene un inconveniente, es muy débil. La marihuana aprobada tiene un promedio de 5% o menos de THC. En Colorado llegan al 20%; ahí y en otros estados donde la marihuana es legal también existe una amplia gama de productos con solo el CBD, compuesto no psicoactivo, o con varios ratios de THC y CBD.


¿Como se condujo el estudio?

Para su estudio Karoly y sus compañeros investigadores reclutaron 127 personas de edades entre 21 a 70, todos ellos consumidores regular de cannabis. Los bebedores asiduos fueron excluidos del estudio y los elegidos para entrar presentaban un patrón de consumo de alcohol muy amplio, que ellos mismos describieron en las entrevistas al comenzar el estudio.

Los sujetos fueron divididos en cuatro grupos, con cada uno consumiendo flores de una cepa con una formula especifica de THC y CBD

 

  • Grupo 1: CBD dominante; 23:1 de CBD-THC

  • Grupo 2: ratio de 1:1; 10% de CBD y 10% de THC.

  • Grupo 3: Encima del promedio de THC 24% con nada de CBD 

  • Grupo 4: Abajo del promedio de THC 16% con nada de CBD